Efectos secundarios, por Larry Foundation

Larry Foundation es un creador estadounidense contemporáneo que no conocía. De hecho, pensé que esta era la primera traducción para este creador, hasta que me enteré mientras escribía esta reseña que Larry Fondation fue anunciado por Fayard. A partir de ahora, fue la increíble editorial Tusitala la que tuvo la buena iniciativa de tomar el relevo.

“Larry Foundation’s “Adverse Reactions” es una colección de historias cortas divididas en tres partes primordiales. Además, aunque a lo largo de algún tiempo he tenido cada vez más adversidades para leer las colecciones de cuentos, no me ha decepcionado este… De hecho, en ocasiones me acercamiento con pepitas y los “efectos adversos” de Larry Foundation pertenecen a él. Así, el creador detalla, con un estilo vivo e incisivo, el planeta de la misma forma que él lo ve. Y el planeta de la Fundación Larry es el de Los Ángeles de los perdidos, los pobres, los desesperados, los drogadictos, las prostitutas, pero también los más ricos… No obstante, son bien (esencialmente) los bajos fondos de Los Ángeles los que atraen al creador estadounidense. Sin importar todo lo mencionado, la pobreza no está a la orden del día en este libro, sino todo lo opuesto. Charles Bukowski indudablemente te vendrá a la cabeza cuando leas esta colección de cuentos cortos de Larry, aunque el estilo de Larry sea más corto, más rápido, pero también menos embrujador, me se ve. Además, Los Ángeles no es sólo la localidad del encanto y la luz, es también la localidad de los que vagan por las calles, sin rumbo y sin promesa, acompañados por un carro lleno de elementos recuperados e inútiles. Larry Foundation habla de todos los hombres y mujeres que cruzan, como los muertos vivientes, su localidad y no deja a nadie fuera. Hablamos de detallar la vida de la misma forma que es, de no ocultar nada, de no embellecer nada, de ver lo que nadie quiere ver… Además, el planeta de Larry Foundation no se se ve al brillante Hollywood con el que todo el planeta sueña, sino más bien al descrito por Wim Wenders en “Land of Plenty”. De hecho, esta colección de cuentos me hace reflexionar furiosamente en el universo que descubrimos en el extenso film del director alemán, una película que sugiero además de la lectura de “Efectos indeseables”. El universo descrito por el creador estadounidense es oscuro y triste, pero simultáneamente increíblemente conmovedor…

En el ámbito de Starlight, Amber se sustancia mientras se desnuda. Todo lo que tiene, como dicen, es piel y huesos. Sus lolas inexistentes acaban en dos pezones perforados. Su pelo corto está decolorado más allá del rubio y sus raíces son negras. Sus muslos son tan gruesos como dientes de tenedor. Los chicos lo adoran. Deslizan billetes, en ocasiones de diez o veinte dólares, bajo el torniquete que se ata al brazo. Aplauden como locos cuando se pica. Suspiran y colapsan en sus asientos cuando su canción se detiene y ella debe dejar el ámbito.

En un estilo rápido y nervioso, el creador estadounidense traza el ámbito de una localidad en independencia condicional, como un sketch a mano alzada. Así, en la sección primera de esta colección de cuentos, los cuentos son de tres páginas como máximo. Desde luego, el texto es muy conmovedor, molesta al lector y le deja sin respiro. La segunda parte es aún más incisiva, porque está compuesta fundamentalmente de pequeños párrafos así como aforismos, como se puede observar en el pasaje que cito. Al final, la tercera parte de esta colección de cuentos es más común, más emocionante también. Larry es un creador estadounidense que merece ser descubierto.

¿Qué te se ve eso?

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *