Las facilidades que ofrece una impresión 3D ha beneficiado a muchos sectores diferentes. Esta ha revolucionado muchos aspectos acerca de la creación de pequeños objetos. Uno de ellos es el tunning de vehículos, en donde esta tecnología abre las puertas a posibilidades prácticamente ilimitadas.

Boloberry es una compañía de impresiones 3D que ha colaborado con la Fórmula Student para la fabricación de monoplazas, y ha trabajado con runners, influencers y casas de tablas de surf para la fabricación y modificación de piezas. El poder de sus impresoras y calidad de sus materiales son ahora la apuesta perfecta para el tunning.

Posibilidades en el tunning con la impresión 3D como aliada

La personalización y modificación de las características de fábrica de un coche están nuevamente en tendencia, dando paso a la creación de vehículos totalmente únicos. Por lo general, estas modificaciones se hacen a nivel de mecánica y de carrocería, fabricando piezas personalizadas según lo que requiera el propietario. Esto en un principio resultaba costoso, por lo que crear un coche tunning significaba una inversión importante de dinero. Sin embargo, el avance de la tecnología y la llegada de la impresión 3D han dado un giro radical a este aspecto, resultando en una opción más accesible, económica e ilimitada para la modificación y creación de piezas de carrocería, alerones, soportes, cámaras, etc. La facilidad de creación de estos elementos ha hecho de la impresora 3D la aliada ideal del tunning para la personalización de vehículos en la actualidad.

Impresión 3D en vehículos con la empresa Boloberry

A lo largo de su trayectoria, la empresa Boloberry ha estado relacionada con el mundo del motor, colaborando con impresiones 3D a partir de sus impresoras de última generación, materiales y filamentos de distintos tipos y de primera calidad. Su experiencia va desde la creación de vehículos monoplaza para la Fórmula SAE hasta la fabricación de una multitud de piezas para drones. La compañía ofrece un servicio personalizado de impresión según lo que sus usuarios necesiten. Sea lo que sea que requieran, ellos lo diseñan y fabrican. Para clientes familiarizados con el funcionamiento de las impresoras 3D que quieran fabricar sus propias piezas para el tunning de vehículos, Boloberry tiene a la venta impresoras como la Prusa P6 steel PRO HD XXXL o la P5 Steel PRO de Extrusión Dual Independiente. El envío de estas tarda en promedio un tiempo de 24 horas.

En la sección de soporte de su página web, se pueden descargar ajustes personalizados para sus impresoras, así como los últimos firmwares disponibles para sacar el máximo provecho de las mismas. Por último, en cuanto a filamentos para la creación de piezas para coches hay también variedad, tal como el policarbonato, fibra de carbono, PLA ultrarresistente, entre otros.